viernes, 25 de mayo de 2007

PIRRONISMO AGUDO

He comenzado a leer el artículo "Metamorfosis pirrónicas" de Ignacio Sánchez Cuenca, y he visto que comparaba a alguien con “las flatulencias del ganado vacuno que se elevan hacia la atmósfera, impidiendo la natural ventilación del planeta”. Esto me ha parecido gracioso y he decidido seguir leyendo, pero no he conseguido entender nada más. El autor insistía en el calificativo “pirrónico” dirigido a ese alguien al que previamente había comparado con los traques de las vacas. Pero ¿qué narices es “pirrónico”?

De modo que he seguido investigando y he descubierto que lo del pirronismo es una ocurrencia de Ignacio Sánchez Cuenca a la que, de manera innecesaria, ha dedicado nada menos que tres extensos artículos. Cultura general: el pirronismo, para ISC, es “sinónimo de espesura mental, falta de reflejos intelectuales, obcecación, impermeabilidad a los hechos, estado genérico de alelamiento, necedad, mala fe e incluso sinvergonzonería.” En el primero (cronológicamente) de los artículos descubrimos al máximo exponente de este movimiento para ISC: Carlos Martínez Gorriarán. También parecen estar aquejados de esta dolencia personas como Rosa Díez, Gustavo Bueno, Hermann Terscht (por cierto, ISC celebra su expulsión de El País por pirrónico), Mikel Buesa y un misterioso “antietarra de discoteca” que no he conseguido identificar. A estas alturas no sorprenderá a nadie que ISC añada, como un reducto más del pirronismo, al blog de Santiago González.

Pero ¿qué argumentos aporta ISC para apoyar la “espesura mental y falta de reflejos intelectuales” que atribuye a todos los mencionados? Ninguno. No parece haberlo considerado necesario, y sin duda, espera que nos fiemos de su erudición. Porque ISC, haciendo de la necesidad virtud, sustituye la claridad en la argumentación por el empleo de una prosa, hermética pero con voluntad humorística, plagada de nombres de autores y citas para apabullar al lector. Es un buen recurso dialéctico: “no comprendo nada de lo que dice este hombre, pero conoce a un montón de gente de la que no había oído hablar, así que callaré y sonreiré para que no se note que soy un burro”

El caso es que, si bien estos dos artículos son decididamente espesos (¿pirrónicos, podríamos decir?), la galería de personajes contra los que el autor se manifiesta nos permiten, como en un negativo, extraer una imagen bastante aproximada del propio ISC. Un último consejo: no se atrevan con el tercero de los artículos, ya que en él ISC apuesta decididamente por la comicidad.

martes, 15 de mayo de 2007

NOSTRADAMUS


... y, presagiando el fin de las cosas, allá por el comienzo del tercer milenio las costumbres occidentales se habrán corrompido tanto que sucederá esto. Que surgirá un Fiscal del Reino de España que, en lugar de cumplir su sagrada misión de representar el poder acusador de los ciudadanos, se dedicará a hacer de abogado defensor de los criminales. Y los ciudadanos se escandalizarán y clamarán por la justicia, pero no serán oídos. Y los criminales, viendo la flaqueza y doblez del Fiscal, se reirán de él, y se complacerán en dejarlo en ridículo, como con las posaderas al aire y el trasero en pompa. Y es por esto que este fiscal pasará a ser conocido como el infeliz puesto en pompa o, también, como el Cándido Pompado.
__________________________________________
(Reuters) Esta mañana, en un mitin celebrado en Vitoria, Zapatero ha afirmado reiteradamente que los socialistas han empleado siempre el "camino recto" en la lucha antiterrorista.
....y Zapatero, inclinado delante de los terroristas con los pantalones a la altura los tobillos, formuló el principio elemental de su política: para alcanzar la paz, el camino más corto es el recto.

lunes, 7 de mayo de 2007

AIR FORCE ONE: EL AVIÓN DEL PRESIDENTE (spanish version)



RODRÍGUEZ ZAPATERO: Pepe, Pepe ¿estás ahí? Cambio


BLANCO: (Con voz adormilada) Huh. ¿Qué hora es? ¿Quién es?


RZ: Soy tu presidente. Te llamo desde el Fuerza Aérea Uno. Cambio.


B: (Incorporándose bruscamente y tirando el teléfono de la mesilla) Presidente ¿qué ocurre?


RZ: No te lo vas a creer. Unos terrori- digo unos hombres armados se han apoderado del avión. De mi avión. Del avión de todos los españoles que quieren vivir en democracia…


B: (Interrumpiendo) Sí, sí. Pero ¿qué hacemos? ¿Lo sabe Rubalcaba?


RZ: Sí. Y ahora está con Mesquida verificando que esto ha ocurrido realmente. De momento, dicen que aún no tienen datos suficientes, y que el apoderamiento de una aeronave por parte de hombres armados no quiere decir necesariamente que estemos ante un secuestro.


B: Pero ¿son de ETA?


RZ: Eso pensaba yo cuando he oído los disparos. Estaba comiendo y, con la servilleta aún puesta, he ido a decirles que no se impacientaran, que su presencia en las elecciones estaba asegurada y que lo de Navarra iba por buen camino, pero me han mirado con cara de pocos amigos. Entonces me he dado cuenta de que eran más bien oscuros, y he pensado que podían ser islamistas. Así que les he dicho que estaba dispuesto a hablar de Ceuta y Melilla y de una eventual retirada de las tropas de Afganistán. No parecían entenderme, así que me he quitado la servilleta del cuello, me la he puesto en la cabeza y he dicho “Arafat, Arafat” alzando el pulgar. Pero me han despedido de muy malos modos. ¡Tienes que averiguar quienes son, Pepe! Hasta entonces, no sabré en qué puedo ceder.


B: Déjamelo a mi, Presidente. Voy a llamar a Diego y pensaremos cómo echarle la culpa al PP de esto.


RZ: En el fondo esto es hermoso, Pepe. Este es un avión lleno de campesinos viejos y de mineros jóvenes. Aquí hay algo desconocido. Porque los terroristas también luchan por el pueblo, Pepe. ¿Pepe? ¿Estás ahí?


B: Tut-tut-tut


(Continuará)